Cohibida

15 enero 2011

¿Alguna vez te has sentido así?
Yo muchas veces, aunque esta vez, no hablo de mí, no hablo de nadie en particular, le hablo a alguien que no leerá esto, a alguien que en cambio creo que lo necesita.
A alguien que por supuesto no conozco.
No sé que es peor, si estar cohibida o estar entre la espada y la pared.
He estado en tu misma situación, me he sentido tan incomoda y adusta.
Tener 17 años, sentirse impotente, decirse y repetirse a una misma que no puedes, que no eres capaz, que todo terminara cuando seas mayor de edad.
Eso es engañarse a una misma.
Las personas que te dañan, que te gritan no cesaran porque tu tengas derecho a votar, porque a fin de cuentas un año más no significa libertad, no.
Una persona es libre cuando se libera de si misma y logra sonreír de verdad, cosa que no dudo que haga, pero no engaña, si siquiera una mentira piadosa.
Se que se usan para no herir, dañan algo muy importante, la confianza.
Se lo que es estar agobiada, y salir y contarle a ese chico especial lo que sucede en tu mente, y se lo que es no decirlo todo y modificar la verdad, lo sé.
Pero tambien se las consecuencias de eso, me vi sin ese chico especial, rota, y por supuesto, sola, porque si no me enfrentaba a los gritos, no me enfrentaba a mi misma.
Se que es duro, si claro que lo se, que te digan una cosa , casi un susurro que te llene de energía y que luego con un solo grito te revienten cualquier esperanza de luchar.
Pero no tienes que coger fuerzas con ese susurro, las tienes que coger de ti misma.
Olvidar los susurros y los gritos por unos instantes y escucharte a tí, respirar, llorar, romper cosas, insultar...hacer cualquier cosa.
Y después, hablar ante los gritos, e intentar que no queden silenciados con los gritos mudos, no, porque quien grita no tiene capacidad de hablar, solo despotrica lo que ve coherente, en cambio una palabra dicha en el justo tono se escucha en medio de cualquier sitio, solo hay que tener fuerza para decirla.
¿Explicarme? No se si lo he hecho, pero mi cabeza hoy se ha vuelto frenética ante el tema de la impotencia.
Y ni el, te dará la fuerza suficiente, ni ella te joderá lo suficiente para que logres darte cuenta.
A veces enfadarse con uno mismo es lo mejor, yo lo dejo ahí.




Cosas que se escriben para alguien que no se conoce

No hay comentarios:

Publicar un comentario