Un mordisco voraz

27 octubre 2010


& cuando se trata de expresar lo que siento por ti, creo que ya no hay nada.
Tu amor fue mortífero, tus ojos un pozo sin fondo y tú, solo fuiste un mordisco voraz.
Disfrute con tu sangre, no lo niego y reí sin tener ganas solo por hacerte sonreír.
Si las agujas de mi reloj hubiesen marcado la hora exacta, tu jamás habrías aparecido en mi vida, pero ya no hay vuelta atrás.
Ya... no queda nada¿exites? No lo sé.
Creí estar a oscuras, pero el ruido trae consigo luces que a veces me consiguen dormir.
Me rompo.
Despierto.




No pienso desangrarme más por ti


La noche es mi vida, la luna mi diosa y yo mi camino.
Si me preguntan, vivo en negro.
Si me besan, me gusta el rojo.
El reloj ya no hace tic tac...
El reloj...
Mi vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario